Cómo Reducir Tu Apetito Jugando con la Densidad Calórica de los Alimentos

Unos de los conceptos más importantes que debes de entender a la perfección a la hora de diseñar tu dieta de pérdida de peso es la densidad calórica de los alimentos… en otras palabras, la cantidad de calorías que tiene cada alimento por unidad de volumen.

¿Por qué es importante conocer la densidad calórica de los alimentos?… por una razón muy sencilla… para evitar el hambre en todo lo posible cuando te encuentras a dieta.

Continúa Leyendo Cómo Reducir Tu Apetito Jugando con la Densidad Calórica de los Alimentos

¿Ayudan los Refrescos Light a Adelgazar?

Puede que una de las primeras medidas que tomes al ponerte a dieta sea sustituir los refrescos normales por refrescos light pensando que su nulo o casi nulo contenido en azúcares y calorías te va a ayudar a adelgazar… ¡Grave error!

Siempre he dicho que lo mejor para la mantener una buena salud y perder peso adecuadamente es beber agua pura y cristalina siempre o la mayoría de las veces. Beber zumos o refrescos junto a las comidas lo único que hace es añadir azúcares y calorías extras a tu dieta que no ayudan para nada a tu pérdida de peso ni a tu salud.

Y no son pocas calorías… una sola lata de refresco puede contener alrededor de 40 gramos de azúcar, o lo que es lo mismo, 160 Calorías extra que contribuirán mucho a tu ganancia de grasa ya que, aparte del contenido calórico, ese azúcar activará tu producción de hormona insulina facilitando la acumulación de grasas.

Continúa Leyendo ¿Ayudan los Refrescos Light a Adelgazar?

Agua para Adelgazar… ¿Mito o Realidad?

El agua siempre se menciona a la hora de adelgazar… que si hay que tomar 8 vasos de agua al día, que si hay que beber al menos 2 litros de agua diarios para bajar de peso, etc., etc.

Pero… ¿Qué hay de verdad en todo esto?… ¿Realmente sirve el agua para adelgazar?… ¿Tiene el agua un efecto directo en la pérdida de grasa?… ¿Es sólo el agua la que ayuda a adelgazar o vale cualquier líquido?

Continúa Leyendo Agua para Adelgazar… ¿Mito o Realidad?