Tu Cuerpo Logra Lo Que Tu Mente Cree

Si no tienes en tu cabeza una imagen clara de cómo te quieres ver, jamás vas a conseguir tu figura ideal. Es así de simple y rotundo… el cuerpo que sueñas debes de empezar a trabajarlo en tu mente.

Si le haces creer firmemente a tu mente que puede alcanzar tu cuerpo soñado y se lo recuerdas día a día, poco a poco darás los pasos adecuados en el camino hacia ese cuerpo fitness que tanto deseas hasta hacerlo realidad.

Si, por el contrario, tienes una actitud negativa en cuanto a tu capacidad de conseguir tus objetivos de pérdida de peso o de fitness, ten por seguro que fracasarás porque, si no crees en ti misma y en tus posibilidades, poco a poco te irás apartando del camino hacia tu figura ideal y, lo peor de todo, buscando excusas sin sentido para justificar no seguir por el camino correcto hacia tu cuerpo perfecto.

El primer paso y el más importante para lograr adelgazar con éxito y alcanzar el cuerpo fitness con el que te sientas a gusto y feliz, es hacerle creer a tu mente que SÍ vas a hacerlo realidad y visualizar día a día, hora a hora, minuto a minuto, que ese cuerpo soñado será un hecho en muy poco tiempo… ¡Tu cuerpo logrará cualquier meta que te propongas solo si antes tu mente ha logrado alcanzar esa meta en tu cabeza!

No Limites Tus Retos… ¡Reta a Tus Límites!

Mucha gente que intenta perder peso o mejorar su cuerpo y su salud en el gimnasio acaba topando con un muro insalvable… ¡Sus propios límites autoimpuestos!

No hay peor enemigo para la consecución de tus objetivos que imponerte límites a ti misma repitiéndote en tu cabeza una y otra vez que no puedes conseguir esto o aquello o que va a ser muy complicado y el esfuerzo no mereca la pena.

Autolimitarte es el paso previo a comenzar a inventarte excusas para justificar esos límites que TÚ misma tes has impuesto… y esas malditas excusas son las que te llevarán a abandonar poco a poco tu sueño de conseguir tu figura ideal o de conseguir cualquier otro objetivo en tu vida… ¡Tú misma, autolimitándote, conviertes muros imaginarios en muros infranqueables y verdaderos!

Rétate a ti misma y a tus límites cada día, cada hora y cada minuto, lucha por superarlos y déjalos atrás, busca nuevos y más difíciles retos que superar… TÚ y solo TÚ puedes derrotarlos si te lo propones seriamente y ten por seguro que eres muy capaz de conseguirlo… ¡Eres mucho más fuerte de lo que piensas!

NUNCA Es Demasiado Tarde Para Ser Quien Quieres Ser

Puede que hayas fallado mil y una veces en tu intento de adelgazar con éxito o de conseguir un cuerpo esbelto y atractivo con el que te sientas 100% a gusto y feliz, pero… ¡NUNCA es demasiado tarde para intentarlo otra vez!

Debes aprender de tus errores en el pasado para intentarlo una vez más con todas tus fuerzas y sin cometer los fallos que te apartaron de tu figura ideal… NUNCA te des por vencida, NUNCA pienses que ya es demasiado tarde para conseguir tus sueños porque NUNCA lo es.

Fallar una y otra vez es normal, cometer errores en el camino hacia tus objetivos de pérdida de peso y fitness es normal, dar pasos atrás es normal, empezar una y otra vez y ver pasar el tiempo ante tus ojos es normal… ¡NADIE consigue sus sueños a la primera… ni a la segunda… ni a la tercera!

Solo triunfan las personas que insisten una y otra vez en alcanzar sus objetivos, sin mirar atrás, sin contar las veces que han fallado, sin pensar que ya es demasiado tarde, que ya lo han intentado decenas de veces… no importa que tengas 20, 30, 40 , 50, 60, 70 años o más… ¡NUNCA es demasiado tarde para ser quien quieres ser y hacer realidad tus sueños!

Sé Más Fuerte Que Tus Excusas

Las excusas son unas de tus mayores enemigas a la hora de adelgazar con éxito y de conseguir tus objetivos de fitness… siempre van a estar en tu cabeza repitiéndose una y otra vez y haciendo que busques justificaciones para no luchar con todo tu esfuerzo por cumplir tus objetivos.

Ese mecánica fatídica de excusas + justificaciones es muy peligrosa y debes de combatirla al mínimo indicio de que aparezca en tu cabeza. Si no, te acabará engullendo poco a poco hasta que sea lo más normal del mundo para ti inventarte cualquier excusa para no ir al gimnasio, no alimentarte correctamente y no seguir el estilo de vida que debes seguir sí o sí para conseguir tu figura ideal y sentirte 100% a gusto con tu cuerpo.

¡Debes pensar en términos de soluciones y NO de excusas!… cada vez que aparezca una excusa en tu cabeza que te diga que no puedes hacer lo que sabes que tienes que hacer para cumplir tus objetivos de pérdida de peso y de fitness… ¡No le hagas caso!

En vez de buscar una justificación para esa excusa, cambia el chip en tu cabeza y busca de inmediato una solución para deshacerte de esa excusa, porque SIEMPRE hay una solución, solo tienes que esforzarte en buscarla… ¡Tienes que ser más fuerte que tus excusas!

DISCIPLINA Es Hacer Lo Que Sabes Que Tienes Que Hacer Aunque No Tengas Ganas

Cualquier meta que valga la pena en tu vida solo podrás conseguirla si eres disciplinada día a día y haces lo que tienes que hacer para convertir en realidad ese objetivo.

Conseguir tu peso ideal o alcanzar la figura que deseas no son más que otros objetivos en tu vida que van a requerir de mucha disciplina a diario para hacerlos realidad… ¡No los vas a conseguir sentada en un sofá!

Y disciplina significa sacrificio, luchar y hacer lo que sabes que tienes que hacer para convertir en realidad tus sueños aunque no tengas ganas de hacerlo… ¡Nada es gratis en esta vida!

A la hora de adelgazar o conseguir su figura ideal, muchas mujeres saben perfectamente el sacrificio que deben pasar para conseguirlo, pero simplemente no les da la gana ponerse manos a la obra y darlo todo… en su lugar, optan por inventarse mil y una excusas para intentar justificar su falta de compromiso… ¡Excusas tan infantiles como que no tienen tiempo para hacer ejercicio!

Así que ya sabes, si quieres adelgazar con éxito o alcanzar cualquier objetivo de fitness o de otra índole en tu vida, se disciplinada día a día y… ¡Haz SIEMPRE lo que sea necesario que tengas que hacer y sabes que tienes que hacerlo aunque no tengas ganas!

Desear NO Es Una Estrategia… La Suerte NO Es Un Factor… El Miedo NO Es Una Opción

La imagen de motivación de hoy viene con 3 consejos pero que están muy relacionados entre sí… son 3 actitudes que NUNCA debes tener si quieres perder peso de forma efectiva, conseguir tu figura ideal, alcanzar tus objetivos de fitness o, en general, lograr cualquier objetivo en tu vida.

Lo primero de todo es que NO puedes basar toda tu estrategia en desear algo aunque sea con todas tus fuerzas… desear un objetivo es el primer paso para conseguirlo, pero no es suficiente… ¡Necesitas llevar a cabo un plan de acción para convertir ese deseo en realidad!

Lo segundo es que NUNCA debes confiar en la suerte para alcanzar tus objetivos… ¡La suerte NO existe! Estar tumbada en un sofá y esperar que tus Kilos de más desaparezcan por arte de magia es estúpido e infantil… si deseas tu figura ideal… ¡Lucha por ella!

Y por último y creo que lo más importante… ¡No tengas miedo!… no tengas miedo de intentarlo, no tengas miedo de mejorar, no tengas miedo de avanzar, no tengas miedo de los cambios, no tengas miedo de los retos, no tengas miedo de luchar por tus sueños… el miedo te paraliza y no te deja progresar. Debes sacarlo completamente de tu mente, pues si permaneces en el mismo sitio sin moverte solo porque tienes miedo, tus objetivos y tus sueños nunca se harán realidad.

Así que ya sabes… si quieres adelgazar con éxito, conseguir tu figura ideal o hacer realidad cualquier objetivo de fitness, no confíes en tus deseos ni en la suerte y borra de tu cabeza la palabra miedo… ¡Ese es el camino correcto!

Progresar Lentamente Es Mejor Que No Progresar Nada

Muchas personas, cuando intentan perder peso o alcanzar algún objetivo de fitness, se quejan de que progresan muy despacio e incluso tienen la tentación de abandonar porque no van todo lo rápido que desean.

¡Es entendible!… a veces es desesperante luchar con todas tus fuerzas por conseguir tu figura ideal y ver que los resultados son lentos y tu objetivo parece cada día más lejano.

Pero no te engañes a ti misma… aunque sea un progreso pequeño, un progreso es un progreso y debes de estar muy orgullosa de ti misma por haberlo conseguido. Si hoy estás más cerca que ayer de tu cuerpo soñado o has perdido solo unos cientos de gramos de grasa respecto a la semana anterior, debes estar contenta y seguir adelante con tu lucha.

Incluso es posible que a veces des pasos atrás… ¡No importa!… cada vez que caigas debes levantarte de nuevo y seguir luchando contra tus Kilos de más y para cumplir tus metas de fitness.

Cuando se trata de mejorar su físico, cada persona tiene un ritmo de avance distinto y, si el tuyo es más lento que el de otras personas o de lo que desearías, NUNCA debes desesperarte, sino tener la vista puesta al frente y seguir con tu camino, avanzando día a día, paso a paso, sin abandonar en ningún momento, porque, a base de pequeños progresos, es como se consiguen los triunfos… ¡Mil veces mejor progresar un poco que no progresar nada!

El Éxito NUNCA Es Accidental

En cualquier propósito que te marques en la vida, el éxito no te va a caer del cielo y, sobre todo, si se trata de objetivos de pérdida de peso y/o fitness.

Si realmente quieres que ese deseo se convierta en realidad, vas a tener que luchar por ello día a día, sin descanso… conseguir tu figura ideal no es tarea fácil y mejorar en tus objetivos de fitness tampoco… ¡Si no trabajas a diario con todas tus fuerzas, jamás lo conseguirás!

A la hora de perder peso o mejorar en sus objetivos de fitness, muchas personas piensan que con simplemente apuntarse a un gimnasio, seguir cualquier dieta o esforzarse un poco más de lo normal van a conseguirlo… es como si para ganar mucho dinero solo hiciesen el esfuerzo de ir a comprar un boleto de lotería… ¡Así tienes unas posibilidades minúsculas de conseguirlo (por no decir casi imposible)!

El éxito no es accidental, es así de simple, solo con mucho esfuerzo, dedicación y paciencia conseguirás tus objetivos y podrás alcanzar el cuerpo que deseas y con el que te sientas a gusto. Dicen que todo lo que merece la pena cuesta  conseguirlo y el cuerpo con el que sueñas no iba a ser una excepción, así que… ¡Manos a la obra y a luchar cada día sin descanso por tu éxito!

Tu Vida Comienza al Final de Tu Zona de Confort

Tu zona de confort es una de tus mayores enemigas a la hora de adelgazar con éxito, conseguir tu figura ideal, alcanzar tus objetivos de fitness o hacer realidad cualquier meta que te propongas en tu vida.

Pero… ¿Qué es tu zona de confort?… pues para explicarlo de forma sencilla, es un estado al cual tendemos a permanecer todas las personas donde nos sentimos cómodos con la situación actual y no queremos tomar riesgos para mejorarla ni avanzar en nuestras metas.

En otras palabras, cuando estás en tu zona de confort, te autolimitas y te pones mil excusas para permanecer en ella, para no cambiar la situación actual y no esforzarte y para no tomar la iniciativa de alcanzar los objetivos que realmente te permitirían gobernar tu vida y ser feliz.

Por ejemplo, cuántas veces te habrás dicho a ti misma… “No tengo tiempo para hacer ejercicio” a pesar de que sabes perfectamente que, para conseguir tu figura ideal tienes que hacer ejercicio sí o sí y que una hora de entrenamiento es solo un 4% de tu día.

El ser humano tiene esa gran facilidad de inventarse excusas sin ninguna lógica para permanecer en su zona de confort y tú tienes que luchar contra ello y salir de esa zona a diario si quieres alcanzar tus objetivos y el cuerpo que deseas.

Pero el peligro de la zona de confort no acaba ahí… ¿Cuánta gente va al gym a diario y se esfuerza lo justito sin darlo todo en cada entrenamiento? Muchísimos, ¿Verdad?… y pasan semanas, meses, años y ahí siguen con sus mismas rutinas y sin avanzar un ápice ni mejorar su físico… ¡Es porque están inamovibles en su zona de confort!

El peligro de permanecer en tu zona de confort siempre va a estar ahí… en tu rutina de ejercicios, en tu alimentación, en tu trabajo, en tu vida diaria… tienes que aprender a detectarla y a salir de ella esforzándote y planteándote nuevos retos y avances continuamente… ¡Toma la iniciativa!

Si haces normalmente 30 minutos de cardio… haz 35 o 40, si haces 3 ejercicios de pesas para una parte determinada del cuerpo, haz 4, haz más series y más repeticiones, si no cuentas tus calorías por pereza, empieza a contarlas y a pesar tus alimentos, si te saltas tu dieta 3 veces por semana, lucha por saltártela solo dos, luego solo una y luego ninguna… ¡Avanza, avanza, avanza!

Recuerda… permanecer en tu zona de confort es básicamente estar muerta en vida… sin retos, sin ambiciones y sin resultados… ¡Tu vida comienza al final de tu zona de confort!

¡Deja de Esperar a Que las Cosas Sucedan!

Muchas veces, cuando nos planteamos un objetivo en la vida, ya sea adelgazar o conseguir un objetivo de fitness, no damos el 100% y esperamos a que las cosas se den o sucedan por arte de magia.

Puede que esa dejadez no sea de forma 100% consciente, sino que esperamos de alguna forma que la suerte nos sonría en vez de darlo todo en todo momento por conseguir nuestros objetivos. Y lo peor de todo… ¡Nos autoengañamos!

Sí, nos autoengañamos pensando que con hacer un poco de esfuerzo, el resto del Universo se alineará para hacer realidad nuestros deseos… ¡Eso NUNCA sucederá!

Por ejemplo, miles de veces me he encontrado con personas que están plenamente convencidas de que están haciendo lo correcto para perder peso y esperan adelgazar de un momento a otro aunque sus resultados hasta el momento hayan sido mediocres… ¡Depositan sus esperanzas en la pura suerte!

Sí, siguen alguna dieta, hacen algo de ejercicio (lo mínimo para justificar que van al gimnasio) y utilizan algún producto para perder peso barato e inefectivo para autoconvencerse de que están trabajando por sus objetivos… ¡Incluso se ofenden si les haces ver la realidad y les muestras que esos esfuerzos no son suficientes en absoluto!

Eso es precisamente uno de los errores más graves a la hora de adelgazar, marcarte objetivos de fitness o plantearte cualquier meta en la vida… hacer el mínimo esfuerzo y esperar que, por arte de magia, las cosas se den o sucedan.

¡Eso no sirve para nada!… tus objetivos están en tus manos y solo en tus manos y no puedes esperar que la suerte haga el trabajo o parte de él… ¡Ponte las pilas y HAZ que sucedan poniendo todas tus ganas y tus energías para conseguirlos!