Si No Te Supone Un Desafío NUNCA Te Hará Mejorar

El camino hacia tu figura ideal y el cuerpo fitness que tanto deseas no es un camino fácil y, por lo tanto, no se consigue tomando decisiones fáciles o eligiendo opciones cómodas.

¡Todo lo contrario!… si deseas mejorar tu físico y todos los aspectos de tu vida, debes buscar desafíos continuamente y superarlos uno a uno, sin prisa, pero sin pausa.

El error que comete un gran número de personas que desea conseguir su peso ideal o quiere mejorar su físico, es intentarlo a base del mínimo esfuerzo y sin salir para nada o muy poco de su zona de confort.

¡Ese NO es el camino del éxito!… la ÚNICA manera de mejorar es plantearte desafíos que te cuesten alcanzar para que tengas que darlo todo por hacerlos realidad y te obligues a ti misma a levantarte del sofá.

Recuerda… cada desafío cumplido será un paso más en la dirección correcta hacia tu peso ideal, tus objetivos de fitness o cualquier otro objetivo que quieras conseguir… ¿Cuál es tu próximo desafío?

Sin Esfuerzo NO Hay Recompensa

Es algo obvio, ¿No?… si no te esfuerzas no tendrás la recompensa que buscas, pero muy poca gente hace caso a esta verdad de vida tan evidente cuando se trata de perder peso o de alcanzar el cuerpo que desea.

En vez de trabajar duro siguiendo un camino determinado y constante hacia su figura ideal con una alimentación adecuada y un programa de ejercicios continuado, piensan que van a conseguir su peso ideal por arte de magia y que con el mínimo esfuerzo y algo de suerte lograrán su meta.

Así se autoengañan, confían su pérdida de peso a cualquier dieta, producto o aparato que les prometa su cuerpo soñado con el mínimo esfuerzo y los resultados son los que son… más del 95% de la gente que intenta adelgazar recupera el peso perdido o incluso más después de dejar la dieta.

¿No sería más lógico y efectivo confiar tu figura ideal a tu propio esfuerzo y determinación que a la lotería imposible de los milagros? Pues algo tan obvio hace falta que te lo recuerdes a ti misma constantemente para no caer en la trampa de buscar ese camino fácil que no existe.

Nunca lo olvides… tu cuerpo soñado no te va a caer del cielo así como así… será fruto de un estilo de vida con dedicación y esfuerzo… ¡Pero merecerá la pena!