Muchas mujeres se suelen quejar de que su sobrepeso es debido en gran parte a una retención de líquidos y puede que tú también pienses que una de las responsables de tus kilos de más es el agua.

Pero no hay nada más lejos de la realidad... el agua es tu gran amiga a la hora de adelgazar con éxito.

Seguramente habrás escuchado esto hasta la saciedad y también estarás harta de oír aquello de... "Para adelgazar con éxito hay que tomar al menos 8 vasos de agua al día".

La pura verdad es que el agua te ayuda a adelgazar e intentar eliminarla de tu cuerpo no tiene sentido alguno.

Porqué el Agua es tan Importante para Adelgazar con Éxito y Conseguir Tu Figura Ideal

Empecemos por lo primero... NO te interesa en absoluto eliminar agua de tu organismo si quieres conseguir tu figura ideal.

¿Porqué? Deja que te explique...

Tu organismo tiene que estar bien hidratado para que el proceso de quema de grasas se realice a un ritmo adecuado. Es decir, un cuerpo deshidratado NO puede quemar calorías de una forma eficiente y tiende a acumularlas como grasa.

Al no disponer de agua suficiente, los riñones no pueden filtrar y eliminar las toxinas de la sangre, ya que para ello tu cuerpo tiene que deshacerse de una cantidad considerable de agua al tener que orinar.

Al no poder tus riñones encargarse de eliminar las toxinas y productos de desecho de la sangre, el hígado se tiene que encargar de ello.

El problema es que el hígado es un órgano vital en el proceso de quema de grasas y si se tiene que encargar de eliminar toxinas, no puede dedicarse al 100% en su tareas relacionadas con la quema de grasas.

Resultado... si tu cuerpo no dispone de suficiente agua quema menos grasa.

Por lo tanto, no tiene ningún sentido intentar deshidratar tu cuerpo con la excusa de que te sobran líquidos... ¡Lo que realmente hace engordar es la grasa... y punto!

Seguramente me dirás que no tengo razón o que sólo tengo razón a medias y que tus kilos de más están provocados en gran parte por la retención de agua.

Puede que sea cierto, pero déjame antes que te explique un concepto muy importante que te va a hacer cambiar de opinión...

La Importante Diferencia entre el Agua Intracelular y el Agua Extracelular

El agua es un elemento imprescindible para la vida y se encuentra repartida por todo nuestro organismo. De hecho, alrededor del 60% del cuerpo de una persona adulta es pura agua.

Para que todos y cada uno de los procesos que tienen lugar en tu organismo se realicen de forma correcta, tu cuerpo tiene que estar bien hidratado... y no te olvides que eso incluye el proceso de quema de grasas.

Está claro que si quieres adelgazar con éxito tu cuerpo tiene que estar bien hidratado. Ahora bien, existe una sutil diferencia entre estar bien hidratada y sufrir una retención de líquidos.

Verás...

El agua en el cuerpo humano se encuentra tanto dentro de las células (agua intracelular) como fuera de las células (agua extracelular). El problema ocurre cuando hay excesiva agua fuera de las células.

Es entonces cuando aparece la retención de líquidos y todas sus consecuencias... barriga hinchada, aspecto blando, tobillos hinchados, etc.

Pero lo que tienes que tener en cuenta es que el problema NO es el exceso de agua, sino que la mayoría del agua no está donde tiene que estar que es DENTRO de las células y NO fuera.

La pura realidad es que la retención de líquidos NO es la causa de tus kilos de más, sino más bien una consecuencia derivada de cosas tan diversas como una mala alimentación, falta de vitaminas y/o minerales, exceso de grasa acumulada, falta de actividad, etc.

Todo ello contribuye a que las membranas que recubren las células se debiliten y dejen escapar el agua con demasiada facilidad. Y precisamente ese agua que se acumula en exceso fuera de las células es la que te produce ese aspecto hinchado y poco atractivo.

Además, si a unas membranas celulares debilitadas le unes la falta de actividad física y el exceso de acumulación de grasa, la retención de líquidos puede empeorar bastante.

Es cierto que esto provocará que tu cuerpo retenga más agua de la normal, ya que ese exceso de agua en el exterior de las células quedará, por así decirlo, "estancada", pero de nuevo te repito que la solución para este problema NO es deshidratar tu cuerpo.

De hecho, el 99% de las personas (y tú seguramente estás entre ellas) que dice que tiene exceso de peso debido a la retención de líquidos en realidad lo que le ocurre es que tiene un exceso de grasa, lleva una alimentación bastante mala y hace poco ejercicio... que son las verdaderas causas de la retención de líquidos.

Los problemas se solucionan atacando las causas de raíz y no a base de poner un parche aquí y otro allá.

Por lo tanto, la solución inteligente para acabar con la retención de líquidos es reforzar las membranas celulares, eliminar el exceso de grasa acumulada en tu cuerpo mediante una alimentación sana y equilibrada y aumentar tu actividad física para favorecer la circulación sanguínea.

Es entonces y sólo entonces cuando la retención de líquidos desaparecerá definitivamente. Pero intentar eliminar líquidos porque sí es una estrategia que sólo te va a hacer perder el tiempo.

¿Porqué? Muy sencillo... el agua es un elemento que se recupera tan rápido como se pierde.

Por mucha agua que consigas perder a base de deshidratar tu cuerpo (saunas, diuréticos, etc...) la recuperarás rápidamente.

Perder demasiada agua es peligroso para tu salud y para tu vida, así que tu cuerpo hará todo lo posible por impedir que se produzca esta situación almacenando todo el agua que bebas e intentando eliminar la menos posible.

Y ahora llega la gran pregunta... ¿Cómo acabar con la retención de líquidos?

Pues veamos...

5 Estrategias Infalibles para Acabar Definitivamente con la Retención de Líquidos

Está claro que la solución no está en deshidratarse, así que tienes que optar por estrategias más eficaces e inteligentes...
  • Utiliza un suplemento de vitaminas, minerales y antioxidantes: eso ayudará a reforzar las membranas celulares en caso de que tengas una deficiencia de algún micronutriente (algo que suele ser habitual en personas que sufren retención de líquidos)
  • Bebe mucha agua: mientras más intentes deshidratar tu cuerpo más esfuerzos hará él por intentar conservar todo el agua que pueda. Por lo tanto, mientras más agua bebas menos posibilidades hay de que retengas líquidos. Intenta consumir al menos 2 litros de agua pura y cristalina al día
  • Reduce tu consumo de sodio y aumenta tu consumo de potasio: estos dos minerales regulan la cantidad de agua que hay dentro y fuera de las células en nuestro cuerpo. Si hay un exceso de sodio, el agua sale de las células y si hay un exceso de potasio, el agua entra en las células. Para reducir el consumo de sodio en tu alimentación debes de ingerir lo menos posible alimentos procesados, ahumados, enlatados, embutidos, quesos y sal común. Para aumentar tu ingesta de potasio debes de incrementar tu consumo de frutas, verduras y frutos secos
  • Aumenta el consumo de ácidos grasos esenciales: los ácidos grasos esenciales forman parte de cada una de las membranas celulares de tu cuerpo y, normalmente, no consumimos la cantidad suficiente, así que las membranas se debilitan y "dejan escapar" el agua. Para aumentar tu ingesta de ácidos grasos esenciales incrementa tu ingesta de pescados azules, aceites no refinados al natural, frutos secos sin sal, vegetales de hoja verde e incluso te recomendaría que tomases diariamente algún suplemento de ácidos grasos omega-3
Y por último, la estrategia más efectiva de todas para acabar con tus kilos de más...

..comenzar hoy mismo con un método efectivo, lógico y sensato que te lleve directa hacia tu figura ideal como el Programa de Adelgazamiento de Bellefem.com del que puedes informarte mejor visitando la siguiente página web...

http://www.bellefem.com/adelgazar/