Mucho se habla últimamente del poder adelgazante de ciertas algas como el Kelp, el Fucus, la Espirulina, etc...

Tal es la popularidad de estas algas para adelgazar que hoy en día te puedes encontrar todo tipo de productos que las contienen... cremas, pastillas, parches e incluso se venden al natural para añadir a ensaladas.

La verdad es que la base sobre la que se sustentan las propiedades adelgazantes de este tipo de algas tiene algo de cierto, pero de ahí a atribuirles propiedades casi milagrosas para adelgazar como anuncian muchos productos que las contienen hay un buen trecho.

Básicamente los defensores del uso de algas para adelgazar se apoyan en dos argumentos...
  • El alto contenido en yodo de estas algas favorece el funcionamiento de la glándula tiroides que se encarga de regular el metabolismo. Un metabolismo lento provocado por el mal funcionamiento de la tiroides hace que tu cuerpo queme menos calorías y eso no es bueno si quieres adelgazar. Por lo tanto, asegurándote un aporte de yodo correcto mediante estas algas tu tiroides funcionará de forma adecuada y tu metabolismo no se verá reducido
  • Las algas contienen una gran cantidad de fibra (en concreto mucílago) y aumentan de tamaño al entrar en contacto con el agua, por lo que te pueden ayudar a sentirte más saciada y, por lo tanto, ayudarte a adelgazar
En principio parecen dos buenos argumentos para utilizar las algas como ayuda para adelgazar.

Pero veamos más de cerca si estas supuestas propiedades adelgazantes de las algas son reales o no son más que otro "falso milagro" de la industria de la pérdida de peso...

Porqué NO Necesitas Algas Marinas para Favorecer el Funcionamiento de Tu Tiroides


Empecemos por la primera de las supuestas propiedades adelgazantes que se atribuyen a las algas... su capacidad para aumentar la función de la tiroides...

Aunque es cierto que una deficiencia de yodo puede provocar el mal funcionamiento de tu tiroides lo que no te dicen los defensores del uso de este tipo de algas es...
  • Que en los países occidentales es muy difícil que una persona tenga una deficiencia de yodo, ya que la alimentación aporta una cantidad más que suficiente
  • Y que el yodo NO sólo se encuentra en las algas marinas, sino en muchos otros alimentos como huevos, leche y derivados, pescado, carnes, marisco, espárragos, espinacas, sal marina, sal yodada, etc...
La pregunta ahora es si realmente hace falta una suplementación con kelp, fucus u otras algas para conseguir un aporte correcto de yodo y permitir que tu tiroides funcione correctamente.

Y la respuesta es un rotundo NO.

Primero porque mediante los alimentos ya estarás obteniendo todo el yodo que necesitas y segundo porque puedes acabar consiguiendo más perjuicios que beneficios con una suplementación excesiva de yodo.

¡Sí!... has leido bien... más perjuicios que beneficios.

Muchas personas piensan que aunque estén obteniendo todo el yodo que necesitan a través de su alimentación, una suplementación mediante algas marinas no les puede venir mal.

Después de todo, si el yodo mejora la función de la glándula tiroides... mientras más mejor, ¿verdad?

Pues NO... el cuerpo humano tiene un tope.

Podríamos compararlo con el motor de un coche... una vez que has pisado el acelerador a fondo la máquina no puede dar más de si. Puedes ponerle un turbo o trucar el motor para aumentar las revoluciones, pero eso no hará más que reducir la vida del motor o lo que es peor aún... destrozarlo completamente.

Pues exactamente te puede ocurrir lo mismo si intentas "forzar la máquina" consumiendo demasiado yodo a base de suplementos compuestos de algas marinas...

La dosis recomendada para un adulto de yodo diaria son unos 200 microgramos y superarla en exceso durante períodos prolongados puede provocarte varios efectos secundarios incluidos problemas de tiroides.

En definitiva... ¿Qué sentido tiene gastarse dinero en parches, pastillas o cremas a base de algas para conseguir yodo cuando realmente no lo necesitas?

Simplemente con consumir los alimentos que te he indicado anteriormente conseguirás todo el yodo que necesitas. Una buena costumbre para asegurarte de que consumes el yodo necesario a diario es utilizar un poco de sal marina o sal yodada en algunos de tus platos... mucho más seguro y barato que utilizar suplementos a base de algas marinas.

¡Ah!... se me olvidaba...

La Única Razón por la que Deberías Añadir Algas a Tu Alimentación

La segunda razón por la que las algas se consumen para adelgazar es por su efecto saciante debido a la gran cantidad de fibra que contienen.

Estoy de acuerdo... una dieta rica en fibra es indispensable para adelgazar con éxito.

Además las algas contienen una gran cantidad de vitaminas, minerales y otros micronutrientes que seguro te mantendrán con energías y vitalidad para ir venciendo a los kilos de más día a día.

Ahora bien, sólo si consumes algas en su estado natural o desecadas, te aprovecharás de los beneficios saciantes de la fibra.

Es decir, utilizar parches, cremas o pastillas a base de algas marinas con la intención de saciarte no tiene ningún sentido... los parches y las cremas no pasan por tu tubo digestivo (la fibra sacia debido a que ralentiza la digestión y aumenta de volumen en contacto con los líquidos en tu estómago) y las pastillas simplemente contienen muy poca cantidad de fibra (si la contienen) para notar algún efecto.

También es cierto que las algas NO son el único alimento rico en fibra que existe... cereales, pastas, panes y toda clase de alimentos integrales tienen exactamente el mismo efecto saciante que las algas.

Es decir, NO son las algas las que sacian, sino la fibra que contienen y, por lo tanto, cualquier alimento rico en fibra te puede servir para conseguir el mismo efecto.

¿Mi recomendación?...

Si quieres adelgazar con éxito no te obsesiones con las algas ya que sus supuestas propiedades adelgazantes están más que infladas por los anuncios publicitarios.

Eso sí, no estaría nada mal que las utilizases en su forma natural o desecadas de vez en cuando en ensaladas o en otros platos para añadir un aporte extra de fibra, vitaminas, minerales y otros micronutrientes, pero su capacidad para ayudarte a adelgazar no va mucho más allá.

Lo que te puedo asegurar al 100% es que utilizar pastillas, cremas o parches a base de algas no te va a servir para nada y puede acabarte haciendo más daño que beneficio como te he explicado antes.

Y es que para adelgazar con éxito NO funcionan los milagros como te quieres hacer creer todos los defensores de la utilización de las "mágicas algas adelgazantes"... sólo haciendo las cosas bien, siguiendo una alimentación inteligente y practicando un programa de ejercicios moderado es como puedes alcanzar tu figura ideal.

Y precisamente eso es lo que te enseño en mi programa de adelgazamiento... las técnicas nutricionales y de fitness que siempre han funcionado y siempre funcionarás para adelgazar con éxito y que llevo años poniendo en práctica con cientos de mujeres a las que he ayudado a adelgazar con éxito... ¡Nada de milagros imposibles!

¿Porqué no empiezas de una vez por todas a hacer las cosas correctamente y a encaminarte hacia tu figura ideal sin confiar en todos esos "falsos milagros"?

Sólo tienes que hacer una cosa... visita la siguiente página web y apúntate hoy mismo a mi programa de adelgazamiento...

http://www.bellefem.com/adelgazar/

Una vez sepas como alimentarte y ejercitarte de forma adecuada es el momento de aprovecharte de un producto para adelgazar realmente efectivo como nuestro Pack Thermofem... su exclusiva formulación SÍ ha demostrado ser 100% efectiva para adelgazar más rápido y cortar tu apetito. Infórmate mejor haciendo clic en el siguiente link...

http://www.bellefem.com/pastillas-para-adelgazar/