dieta para peso ideal

La Importancia de Ser Regular con Tu Dieta para Conseguir Tu Peso Ideal

Uno de los errores más graves que cometen las personas que quieren adelgazar es intentar compensar sus excesos en la alimentación con períodos de ayuno o bajadas bruscas de la ingesta de calorías.

Puede que tú también lo hayas hecho más de una vez pensando que así tu cuerpo quemaría las calorías que habías ingerido en exceso el día anterior.

Incluso hay personas que se pasan prácticamente toda la vida consumiendo un nivel de calorías muy irregular a diario… un día se pasan con la comida, los dos siguientes restringen mucho las calorías… al día siguiente vuelven a pasarse con las calorías y despúes hacen un día de ayuno… y vuelta a empezar.

Todo por intentar compensar de alguna forma los excesos en la alimentación.

La pregunta es… ¿Realmente se puede compensar un exceso de calorías con una bajada brusca?

Pues la respuesta es NO. De hecho, una alimentación tan irregular no hace más que promover el almacenamiento de grasas.

¿Porqué? Muy sencillo… hace que tu metabolismo se confunda en exceso y opte por almacenar grasas durante las 24 horas del día… ¡Incluso en los días que ingieres muy pocas calorías!

La razón de este comportamiento de tu cuerpo ante las irregularidades en tu ingesta de Calorías se puede explicar debido a que el cuerpo humano está diseñado con un único propósito… SOBREVIVIR.

Y almacenar grasas es un método muy efectivo para asegurar la supervivencia… así, en el hipotético caso de que llegase una época de hambruna, tu cuerpo tendría más grasa acumulada y podrías sobrevivir más tiempo sin comida, obteniendo tu organismo la energía que necesitas de esas grasas.

Puede que hoy en día no existan épocas de hambruna en los países desarrollados, pero nuestro organismo es el resultado de una evolución de miles de años en la que han existido innumerables épocas de hambruna y se ha adaptado perfectamente para poder superarlas.

Es decir, tu organismo activará el almacenamiento de grasas a la mínima sensación de peligro para su supervivencia… y esto es algo que hay que tener muy en cuenta a la hora de intentar adelgazar.

Pero, volviendo de nuevo al tema que nos interesa…

¿Porqué los períodos de ayuno o de restricción calórica que siguen a días de abuso en la comida NO son efectivos para adelgazar?

Pues por dos razones fundamentales…

  1. Los días en los que te pasas en tu ingesta de calorías es obvio que tu cuerpo va a acumular grasa. Cuando consumes más calorías de las que gastas tu organismo tiene que almacenarlas de alguna forma y la única posible es haciendo más grandes tus células grasas.
  2. Los días en los que reduces drásticamente tu ingesta de calorías después de haberte pasado con la comida en días anteriores tus células grasas simplemente se defienden y “bloquean” su contenido impidiendo que sea utilizado por tu cuerpo para obtener energía. En pocas palabras, esos días de ayuno no te servirán en absoluto para quemar grasas.

Pero… ¿Cuál es la razón por la que ocurre esto? Se supone que los días en los que haces ayuno tendrían que servir para compensar los días de exceso.

Bueno, pues esto se explica mediante la Teoría de la Percepción Calórica, que vamos a ver ahora mismo…

Cómo la Percepción Calórica de Tu Cuerpo Impide que los Períodos de Ayuno o las Dietas Rápidas Funcionen

Imaginemos que tu nivel de mantenimiento de Calorías es de 2.000 al día, es decir, que consumiendo 2.000 Calorías al día ni pierdes ni ganas peso. A lo largo de una semana cualquiera de tu vida sigues una pauta de ingesta de calorías similar a la siguiente…

  • Lunes: has tenido una comida de trabajo y te has excedido un poco de tu límite de 2.000 calorías diarias. Consumo: 2.600 Calorías.
  • Martes: has comido correctamente durante todo el día pero después de cenar te has puesto a comer chocolate viendo la tele y de nuevo te has excedido. Consumo: 2.500 Calorías.
  • Miércoles: como te pasaste los dos días anteriores, sigues una dieta estricta de 1.200 Calorías que has visto en un revista a base de pollo, ensalada, pan integral y fruta. Consumo: 1.200 Calorías.
  • Jueves: sigues con la dieta del día anterior, aunque con un poco más de Calorías debido a que te es difícil mantener una dieta tan estricta. Consumo: 1.600 Calorías.
  • Viernes: de nuevo vuelves a pasarte con las Calorías y te has comido unos cuantos dulces a lo largo del día. Consumo: 2.500 Calorías.
  • Sábado: comes algo menos que el día anterior pero te has seguido pasando un poco con las calorías. Consumo: 2.200 Calorías.
  • Domingo: haces un día de ayuno a base de zumos, verdura y algo de pescado a la plancha para intentar compensar los excesos de la semana. Consumo: 800 Calorías.

Sumando todas las calorías que has consumido durante la semana y dividiéndolas entre siete, que es el número de días, nos sale que como media has consumido 1914 calorías al día.

En teoría, y como tu nivel de mantenimiento es de 2000 calorías al día, tendrías que adelgazar con esas 1914 calorías diarias de media. Pero lo que suele ocurrir es lo contrario… unos niveles tan irregulares en tu consumo de calorías… ¡Te hacen engordar!

Pero veamos más de cerca porqué ocurre esto…

  • El lunes comienzas la semana sobrepasándote en 600 calorías y ese exceso se almacenará como grasa.
  • El martes más o menos ocurre lo mismo… 500 calorías de más que pasan a engordar tus células grasas.
  • El miércoles haces dieta y en un principio tu cuerpo quemará algo de grasas porque toda reducción en las calorías en tu alimentación tiene ese efecto, aunque sea a corto plazo.
  • El jueves sigues a dieta aunque subes un poco el número de calorías… en vez de 1200 como el día anterior, consumes 1600. Y ahora llega el gran problema debido a que tu metabolismo está demasiado confundido… puedes pensar que, como 1600 calorías son menos que 2000 (tus calorías de mantenimiento), tu cuerpo ese día va a quemar grasas. Pero veámoslo desde el punto de vista de tu cuerpo…  ¿Qué son realmente esas 1600 calorías?…  ¿Son 400 calorías MENOS que 2000? o… ¿Son 400 calorías MÁS que las 1200 del día anterior? ¡Aha!… aquí es donde entra en juego la percepción calórica de tu cuerpo y seguramente, debido a la confusión a la que lo has sometido con una dieta tan irregular, tenderá a hacer lo que su propia naturaleza le manda… ¡Sobrevivir! Y sobrevivir significa… ¡Activar el almacenamiento de grasas! Por lo tanto, con ese día de “dieta” lo que estarás haciendo es almacenar grasas y tu cuerpo obtendrá las calorías que necesite degradando tu masa muscular, con lo que se reducirá tu metabolismo y te será aún más difícil mantener tu peso o intentar adelgazar con éxito.
  • El viernes y el sábado vuelven a ser dos días altos en calorías e inevitablemente tu cuerpo almacenará las calorías sobrantes como grasa.
  • El domingo toca día de ayuno y sólo consumes 800 calorías intentando compensar todos los excesos de la semana. ¿Algo de grasa tendrás que perder? Sí, algo, pero poquísimo. ¿La razón? Los días de ayuno en los que se consumen tan pocas calorías que están por debajo del metabolismo basal (calorías que tu cuerpo consume sólo para realizar sus funciones básicas: hacer latir el corazón, mantener la temperatura, respirar, etc.) son una señal de alarma para tu organismo que activa de inmediato sus mecanismos de supervivencia e impide literalmente que sus reservas de grasa sean utilizadas como energía.

Por todo esto que te acabo de explicar, si sigues una alimentación irregular similar a la anterior podrás pasarte años y años y poco a poco estarás ganando más grasa y más kilos.

Al cabo de unos cuanto años de llevar una alimentación así no es de extrañar escuchar a la gente decir… “No hago más que estar a dieta y cada vez gano más peso”.

Lo has visto por ti misma… los períodos de dieta estricta y de ayuno para intentar compensar los excesos en tu alimentación no funcionan en absoluto, sino todo lo contrario… te hacen engordar más.

Por decirlo de una manera sencilla… tantas subidas y bajadas bruscas continuamente en las calorías que consumes a diario hacen que tu organismo se acostumbre a esta situación.

Si tu cuerpo pudiese hablar cada vez que bajas bruscamente las Calorías de tu alimentación para intentar compensar los excesos de días anteriores diria… “Para que voy a quemar mis reservas de grasa si en unos días van a aumentar de nuevo las calorías que entran. Mejor reservo la grasa por si llega una época de hambruna”.

¿La solución? Para adelgazar con éxito ni hay que cometer excesos ni hay que matarse de hambre, sino que hay que seguir una dieta base con un número de calorías regular que esté ligeramente por debajo de tus necesidades calóricas diarias.

De esta forma tu metabolismo no estará confundido en exceso y reaccionará ante la bajada de calorías permitiendo que tus reservas de grasa sean utilizadas como energía.

Por ejemplo, si necesitas 2000 calorías al día para mantener tu peso (una cifra bastante habitual para una mujer con una actividad moderada), deberías consumir entre 1.600 y 1.800 calorías a diario de forma regular para adelgazar con éxito.

Pero el número de calorías no es la única variable que tienes que tener en cuenta si quieres conseguir tu figura ideal…

Para conseguir el cuerpo que deseas NO es suficiente con seguir cualquier dieta, sino que necesitas un método efectivo, lógico y sensato que te ayude a desarrollar hábitos de vida que te lleven directa hacia tu figura ideal… y creeme, ese método existe y es nuestro Programa Bodyfem.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Adelgazar con Alimentos que Contienen Calorías Negativas? ¿Adelgazar mientras comes?... ese es el sueño de toda persona que quiere perder peso y las calorías negativas te pueden ayudar a conseguirlo. No, no estoy hablando de milagros ni de magia... existen ciertos alimentos con calorías negativas que, en...
¿Cuántas Calorías Debes Reducir en Tu Dieta para Adelgazar Sin Efecto Rebote? Uno de los mayores errores que cometen las personas que se ponen a dieta es asociar pérdida de peso a pasar hambre, comer muy poco y a reducir en exceso el número de calorías que ingieren. Aunque en inumerables ocasiones ya he dicho que reducir en...
Cómo Leer las Etiquetas de los Alimentos para Adelgazar Si quieres adelgazar con éxito debes de aprender a leer las etiquetas de los alimentos correctamente... número de calorías, grasas y azúcares ocultos, alimentos "light" que resultan no serlos al final, etc... ...debes de saber distinguir los alime...
¿Sirve la Fibra para Adelgazar? ¿Puede una dieta rica en fibra ayudarte a adelgazar más rápido?... la creencia popular es que sí, pero no te lo puedes creer sin más... necesitas pruebas que te demuestren que la fibra sirve para adelgazar, y precisamente eso es lo que te voy a demos...
Cómo Comer Carbohidratos y No Engordar Los carbohidratos son los grandes enemigos de las dietas para adelgazar y la mayoría de las personas intenta reducirlos al máximo para perder peso. De hecho, hace poco escribí un artículo en el que comentaba la importancia de las dietas bajas en c...

Publicado por

Christian Brandizi (Experto Nutrición-Fitness)

Christian Brandizi lleva desde el año 1997 ejerciendo como dietista, nutricionista y entrenador personal (posee 14 titulaciones oficiales en España y Estados Unidos) y desde 2004 trabajando en Bellefem.com, aportando su dilatada experiencia a nuestra empresa mediante los artículos, ebooks y cursos gratuitos sobre pérdida de peso, nutrición, salud y fitness que publica en nuestra web y ayudando a la formulación y selección de nuestros efectivos productos. Más Información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *