Porqué las Dietas Milagro NO Son Efectivas para Adelgazar

Dietas milagrosas, dietas de choque, combinaciones mágicas de alimentos que te prometen adelgazar rápido y sin esfuerzo… puedes encontrarlas en todos sitios… televisión, revistas, Internet, librerías, etc.

La dieta de la piña, la dieta del pomelo, la dieta de la avena, la dieta de la alcachofa, la dieta de la manzana, dietas a base de batidos, dietas disociadas, dietas excesivamente altas en proteínas… todas y cada una de ellas prometen ser la solución definitiva contra los kilos de más.

Pero… ¿Realmente puede alguna de estas dietas ayudarte a adelgazar con éxito de forma definitiva?

Muchas veces escucho a algunas personas decir cosas como… “Si necesitas resultados rápidos, algunas de estas dietas milagrosas te pueden funcionar”… “Cuando quieres perder peso, al principio necesitas adelgazar rápido para motivarte y sólo una dieta de choque o una dieta milagrosa puede conseguirlo”.

Bueno, puede que las dietas milagro te ayuden a perder peso rápido, pero… ¿A qué precio?

Pues al precio de recuperar todo el peso perdido o incluso más y hacer muchísimo más difícil tu pérdida de peso a largo plazo… algo que NO te interesa en absoluto.

Si alguna de todas esas dietas milagro te hubiesen funcionado DE VERDAD y hubiese hecho que te olvidases PARA SIEMPRE de los kilos de más, ni si quiera estarías leyendo este artículo… adelgazar ya no sería un problema para ti.

Sin embargo, TODAS las dietas milagro fracasan en su intento de proporcionarte tu figura ideal… algunas consiguen que adelgaces en un principio, pero a medio y largo plazo son totalmente inefectivas.

Sin ninguna explicación aparente, la misma dieta que te ha hecho adelgazar unos cuantos kilos durante las primeras semanas… ¿¡DEJA DE FUNCIONAR!?

Entre lo mal que lo pasas por el hambre y la falta de energías que suelen provocar este tipo de dietas y el ver que, por mucho que te sigas machacando con la dichosa dieta, no pierdes ni un sólo gramo más… acabas abandonando.

Y luego viene el temido efecto yo-yo… después de la dieta no puedes aguantar esas ganas irresistibles de comer y… ¡Vuelves a recuperar TODO el peso perdido o incluso MÁS!

Al cabo de unas semanas o meses decides probar de nuevo otra dieta milagrosa y el calvario vuelve a empezar… pierdes algo de peso al principo, lo pasas mal, dejas de adelgazar, abandonas y… vuelves a recuperar el peso perdido.

Es el laberinto SIN SALIDA de las dietas milagro… das vueltas y más vueltas para SIEMPRE volver al mismo sitio.

Recuerdas a los buscadores de oro en el antiguo oeste… desperdiciaban sus vidas enteras buscando ese metal precioso en ríos en los que SÓLO había piedras y arena, pensando que algún día se harían ricos.

Sí… de vez en cuando encontraban alguna que otra pepita… que para lo único que les servía era para cubrir gastos y seguir buscando.

Por desgracia, el 99% de ellos morían pobres y TOTALMENTE arruinados.

Bueno… pues estoy seguro de que a ti te pasa algo parecido con las dietas… estás siempre buscando la solución a tus kilos de más EN EL MISMO RÍO en el que no hay más que piedras y arena.

Ese río (las dietas milagro) no te aporta NADA… pero tú sigues y sigues buscando en él, pensando que algún día por arte de magia llegará esa pepita de oro que te haga rica (adelgazar con éxito en tu caso).

Al igual que los buscadores de oro, si sigues así, perderás toda la vida buscando la solución a tus kilos de más EN EL RÍO EQUIVOCADO.

Puedes pasarte años intentando adelgazar a base de dietas milagro… y SIEMPRE acabarás sin obtener resultados… como los buscadores de oro del viejo oeste.

¿Y sabes porqué? Porque los milagros a la hora de adelgazar NO EXISTEN.

Se perfectamente que muchas de las promesas de todos esos métodos milagrosos son muy atractivas… te aseguran cosas como… “Con esta dieta vas a perder 5 kilos a la semana”, “Pierde hasta 19 kilos en un mes con el famoso método X”, etc., etc.

Pero sabes perfectamente que TE ESTÁN MINTIENDO, de la misma forma que mentían a los buscadores de oro cuando les prometían que se iban a hacer ricos en poco tiempo. Sin embargo, muchas veces caes en la trampa esperando que ese milagro se haga realidad de alguna forma o de otra.

Con este artículo quiero demostrarte porqué NO debes confiar en ninguna dieta que te prometa milagros imposibles si quieres conseguir tu figura ideal. Y para ello voy a descubrirte todos los engaños que se encuentran detrás de todas estas dietas…

¿Cuál es la Razón Principal por la que las Dietas Milagro NO Funcionan?

Existen varias razones, pero la principal y la que se cumple en el 100% de las dietas milagros es que simplemente te matan de hambre y te obligan a comer muy poco para obtener resultados rápidos.

Aunque te parezca contradictorio… comer muy poco es uno de los principales errores que cometen las personas que quieren adelgazar.

Básicamente, todas las dietas milagro lo único que pretenden es que consumas muy pocas calorías de una manera o de otra… eso sí, ocultándose tras unas supuestas propiedades mágicas.

Algunas te dirán que su secreto está en no combinar proteínas con carbohidratos…

…otras te dirán que su secreto es la gran cantidad de fruta que tomas…

…otras te dirán que su secreto es comer muchas grasas y proteínas y casi nada de carbohidratos…

…otras te dirán que su secreto se encuentra en comer gran cantidad de un alimento que posee supuestas propiedades adelgazantes (manzana, piña, alcachofa, etc.)…

…otras te dirán que su secreto se encuentra en unos batidos o pastillas con supuestas propiedades adelgazantes…

…etc., etc., etc.

Pero al fin y al cabo, el único “secreto” de TODAS Y CADA una de esas dietas milagro es que te matan de hambre para que pierdas peso rápido al principio… una ilusión temporal que se desvanece a las pocas semanas cuando te estancas y vuelves a recuperar todo el peso perdido.

De hecho, es muy fácil crear una dieta milagro en tan sólo 3 pasos…

  • Me invento una serie de reglas sin ninguna base científica pero que suenen bien al oído y que parezca que por algún misterioso mecanismo van a hacerte adelgazar. Por ejemplo… tomarte un zumo de limón nada más levantarte, no mezclar proteínas con carbohidratos, comer a base de frutas exóticas, alimentarte casi en exclusiva a base de batidos, etc.
  • Me invento una serie de menús en base a la primera regla asegurándome de que la cantidad de calorías diaria esté muy por debajo de las necesidades diarias de cualquier persona. Por ejemplo… que no sumen más de 1.200 calorías en total. De este modo me aseguro que la dieta produzca una pérdida de peso rápida.
  • Le pongo un nombre atractivo como por ejemplo… “Dieta de la Fruta”, “Dieta del Pan”, “Dieta del Zumo de Limón”, “Dieta del Vinagre de Manzana”, “Dieta de los Batidos”, etc.

¡Hecho!… ya tienes otra dieta milagro más y puedes ponerte a vender libros sobre ella, dar seminarios y escribir artículos en revistas de belleza a costa de engañar a miles de personas que confían en que algún día llegará el “milagro” a sus kilos de más.

Pero, como te dije antes… el ÚNICO “secreto” que esconden TODAS Y CADA UNA de las dietas milagro es que, consumes tan pocas calorías a lo largo del día, que tu cuerpo no tiene más remedio que utilizar masivamente sus reservas de energía (adelgazas).

Pero eso de comer muy poco es un arma de doble filo… seguramente tú misma lo has comprobado un montón de veces… resultados rápidos en un principio para estancarte al poco tiempo y acabar recuperando todo el peso perdido.

¿Y sabes porqué ocurre eso?… porque TU CUERPO SE DEFIENDE.

Cómo los Mecanismos de Defensa de Tu Cuerpo Impiden que las Dietas Milagro Te Ayuden a Adelgazar con Éxito

¡Exacto!… una bajada tan brusca de las calorías que ingieres a diario es interpretada por tu cuerpo como un ataque en toda regla.

Y si te preguntas porqué tu cuerpo reacciona así ante una dieta milagro aquí va la respuesta… gracias a miles de años de evolución, el cuerpo humano ha conseguido adaptarse PERFECTAMENTE a las circunstancias que lo rodean con el único objetivo de sobrevivir el máximo tiempo posible.

Por ejemplo… ante el frío, los pelos de tu cuerpo se erizan y empiezas a tiritar. De esta forma, tu cuerpo consigue elevar algo su temperatura, ya que demasiado frío podría acabar con tu vida.

En el caso contrario… si hace mucho calor, comienzas a sudar, con lo que tu cuerpo consigue bajar su temperatura, ya que una temperatura muy alta… también podría acabar con tu vida.

En definitiva… el cuerpo humano dispone de numerosos mecanismos de defensa que no dudará en poner en funcionamiento cada vez que se vea en peligro.

¿Y que tiene que ver todo esto con las dietas y el adelgazamiento? Pues mucho…

Uno de los peligros a los que mejor se ha adaptado el cuerpo humano a lo largo de la evolución es la falta de alimento. El ser humano ha tenido que pasar durante toda su historia por largos períodos de hambruna y nuestro cuerpo se ha adaptado PERFECTAMENTE a esa situación.

De hecho, una persona puede pasar más de 70 días sin probar bocado y aún así sobrevivir.

Pues bien… cada vez que te sometes a una dieta demasiado estricta en el número de calorías, como son todas las dietas milagro, tu cuerpo NO sabe distinguir esa dieta del hambre… él simplemente detecta que le falta alimento y pone a funcionar todos sus mecanismos de defensa.

En concreto, esto es lo que ocurre cada vez que sigues una dieta milagro…

  • Tu organismo obtiene la mayor parte de su energía degradando la masa muscular y NO a partir de las grasas: hasta un 75% del peso que pierdes es de masa muscular. Como consecuencia, tu cuerpo quemará menos calorías, ya que la masa muscular es un tejido activo que consume energía las 24 horas del día, mientras que el tejido graso consume muy poca energía. Además, la masa muscular es la que te da un aspecto firme y tonificado, mientras que la grasa te da un aspecto flácido, así que, aunque hayas perdido peso, tu figura tendrá un aspecto más blando.
  • Tu cuerpo reduce su consumo de energía automáticamente: mediante procesos muy complejos, tu organismo es capaz de ahorrar energía consumiendo muchas menos calorías a lo largo del día. Estos mecanismos se activan cuando el cuerpo detecta una bajada brusca de calorías. Si lo piensas bien, es lo más lógico… tu cuerpo detecta una entrada menor de alimento y ahorra para asegurar su supervivencia durante más tiempo.Así de sencillo… mientras menos comas menos calorías gastará tu cuerpo. Por ejemplo… si comienzas una dieta de tan sólo 1.000 calorías al día (un nivel muy bajo), al poco tiempo, tu cuerpo reducirá su gasto de calorías hasta ajustarse a las 1.000 diarias… ¡Y te será imposible perder un sólo gramo más!Por eso, con TODAS las dietas milagro llega un momento en que te estancas y NO puedes adelgazar más por muy estricta que seas y por mucho que te mates de hambre.¡Ah! Y una consecuencia lógica de esta bajada de consumo de calorías por parte de tu cuerpo es una falta total de energía… si tu cuerpo no puede gastar todas las calorías que necesita, no va a poder rendir al 100%, ¿Verdad?
  • Te entran unas ansias incontrolables de comer: tu organismo intentará por todos los medios obligarte a salir del estado de restricción calórica que supone cualquier dieta milagrosa, por lo que tu cerebro no parará de mandarte señales para que tengas un hambre incontrolable en todo momento. Esto, unido a la falta de energía, hará que tarde o temprano abandones la dieta y te lances a devorar todo lo haya en la nevera.
  • El último y más temido de los mecanismos de defensa de tu cuerpo es el efecto yo-yo: el 99% de las personas que siguen una dieta milagro acaban recuperando TODO el peso perdido o incluso más. La razón por la que ocurre esto es simple…Después de la “época de hambruna” tu cuerpo hace todo lo que está en sus manos para recuperarse lo antes posible y así poder hacer frente a la próxima “época de hambruna”… almacena casi todo lo que comes en forma de grasa, mantiene sus gastos de energía bajos durante algún tiempo más después de la dieta y te sigue mandando señales para que comas más y más. Así hasta que tu cuerpo crea necesario que se ha recuperado suficientemente de la “época de hambruna”, lo que normalmente coincide con una recuperación del peso perdido.

Como ves, tu organismo es demasiado inteligente como para poderle engañar a base de dietas milagro… es un juego en el que él siempre va a salir ganando (si quieres saber más sobre el funcionamiento de estos mecanismos de defensa, te recomiendo que te descargues y te leas mi ebook gratuito para adelgazar).

Las dietas milagrosas sólo te crean una ilusión momentánea (pierdes peso al principio) que se convierte muy pronto en una decepción absoluta, ya que no hay forma de vencer a los mecanismos de defensa del cuerpo humano.

Obviamente, para adelgazar con éxito, debes de ingerir menos calorías de las que gastas, pero debes de olvidarte de todos esos milagros imposibles que sólo te matan de hambre.

Lo mejor es que reduzcas los alimentos ricos en grasas y azúcares y que sigas los consejos que doy en el artículo “¿Cuántas Calorías Necesitas al Día para Adelgazar con Éxito?”.

Y sobre todo… céntrate en hacer ejercicio y NO en matarte de hambre… ese es el camino hacia tu figura ideal. Puedes comenzar con tan sólo 3 o 4 sesiones a la semana de bicicleta estática, jogging, natación, aeróbic, etc.

Pero si quieres aprender exactamente todos los pasos que tienes que dar para alcanzar tu figura ideal y adelgazar con éxito, te recomiendo que te apuntes ahora mismo a nuestro Programa Bodyfem… sabrás a la perfección como debes de alimentarte y ejercitarte para derrotar definitivamente a tus Kilos de más.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Por Qué Tu Dieta Tiene que Ser Baja en Carbohidratos Si Quieres Adelgazar? Las dietas bajas en carbohidratos gozan de mucha fama para adelgazar por una buena razón... ¡Funcionan! Reducir los carbohidratos es una de las estrategias más efectivas para adelgazar con éxito, pero debes de tener cuidado... es muy fácil recuper...
¿Funcionan las Dietas Disociadas para Adelgazar? Durante los últimos años se han puesto muy de moda una serie de dietas que promulgan que "lo que importa NO son las calorías que consumes, sino cómo combinas los alimentos". Son las dietas disociadas y hoy voy a explicarte porqué precisamente lo que ...
¿Adelgazan las Dietas Bajas en Carbohidratos? Entre todas las dietas para adelgazar las más famosas son las dietas bajas en carbohidratos... llenas de polémica entre defensores y detractores de las mismas, en este artículo quiero explicarte sus ventajas e inconvenientes para que tu misma decidas...
¿Es Tu Dieta para Adelgazar Efectiva? Seguro que lo primero que haces cuando quieres perder peso es buscar una dieta para adelgazar que parezca efectiva y comienzas a ponerla en práctica. Y seguro que también es cierto que, con el 99% de dietas que has probado, has recuperado el peso ...
¿Adelgazan las Dietas de Frutas? Las dietas de frutas se han hecho muy populares para adelgazar rápido debido a que las frutas desde siempre han estado relacionadas con la buena salud y una figura esbelta. Mucho de cierto hay en todo eso, pero la pregunta que deberías hacerte es....

Publicado por

Christian Brandizi (Experto Nutrición-Fitness)

Christian Brandizi lleva desde el año 1997 ejerciendo como dietista, nutricionista y entrenador personal (posee 14 titulaciones oficiales en España y Estados Unidos) y desde 2004 trabajando en Bellefem.com, aportando su dilatada experiencia a nuestra empresa mediante los artículos, ebooks y cursos gratuitos sobre pérdida de peso, nutrición, salud y fitness que publica en nuestra web y ayudando a la formulación y selección de nuestros efectivos productos. Más Información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *