¿Son Efectivas para Adelgazar las Saunas Portátiles Como Velform Sauna Belt?

Seguramente habrás visto más de una vez por televisión esos anuncios de saunas portátiles que se ponen alrededor de la cintura y que “milagrosamente” consiguen que reduzcas centímetros sin necesidad de hacer ningún esfuerzo.

Los anuncios en los que aparecen estas saunas parecen convincentes, pero después de leer este artículo lo primero que vas a hacer si tienes alguno de esos aparatos es tirarlo a la basura… ¡Te lo aseguro!

La primera regla a tener en cuenta en la pérdida de peso es que si algo suena demasiado bonito para ser verdad es que suele ser mentira… y las saunas portátiles NO son una excepción.

A cualquier persona le gustaría estar todo el día viendo la tele en un cómodo sofá y al mismo tiempo deshacerse de los kilos de más con un “aparatito mágico”, pero si eso realmente fuese posible nadie tendría problemas de sobrepeso.

Las saunas portátiles te prometen que, con sólo ponértelas un rato cada día alrededor de la cintura o de otra parte del cuerpo, reduces centímetros y que, además, con un uso continuado, puedes deshacerte de tus kilos de más sin ningún esfuerzo…. vamos, el “invento del siglo”.

Pero analicemos un poco más a fondo el mecanismo de acción de estas saunas portátiles… a ver donde está el truco…

No dudo que al utilizar uno de estos aparatos reduzcas algo de centímetros, pero esos centímetros no son más que una ilusión… porque lo único que eliminas con una sauna portátil es agua.

Cualquiera que te diga que una de esas saunas puede eliminar grasa, simplemente te está mintiendo.

La grasa no desaparece por arte de magia o mediante el sudor… la única forma de quitarte la grasa de encima es quemándola (gastar más calorías de las que consumes) o mediante extirpación quirúrgica.

El engaño de estas saunas portátiles está en hacerte pensar estás quemando grasas al igual que cuando haces ejercicio porque aumenta la temperatura de tu cuerpo y sudas.

No hay nada más lejos de la realidad…

Cuando haces ejercicio tu cuerpo SÍ quema más grasas que de costumbre porque utiliza la energía que hay en ellas para transformarla en un movimiento de tus músculos.

El calor que sientes al hacer deporte es consecuencia de las reacciones de combustión de las grasas y otros nutrientes y el sudor no es más que una medida de refrigeración de tu cuerpo.

En pocas palabras… al igual que el motor de un coche “quema” gasolina para obtener energía y poder moverse y, como consecuencia, se calienta, tu cuerpo “quema” grasas y otros nutrientes para poder moverse y, como consecuencia, también se calienta.

Sin embargo, cuando aplicas a tu cuerpo una fuente de calor externa como una sauna-faja portátil NO es tu cuerpo el que tiene que gastar energía para producir ese calor, sino que es la sauna portátil la que está gastando energía ya sea de unas pilas o directamente de la corriente eléctrica.

Es decir, tu cuerpo NO necesita gastar nada de energía para producir ese calor que sientes.

Siguiendo con el ejemplo de antes… es como si a un coche le pusiésemos una sauna-faja gigante alrededor y lo calentásemos… no se gastaría ni una sóla gota de gasolina.

Como te he dicho antes, lo único que eliminas con estas saunas portátiles es agua y NADA MÁS.

Y ahora puede que me digas… ¡Estupendo!… por lo menos elimino líquidos.

Espera, espera… no cantes victoria todavía…

Me remito al artículo que escribí hace algún tiempo en este mismo blog titulado “¿Realmente Sufres Retención de Líquidos?” y que te recomiendo que leas si no lo has hecho ya… eliminar líquidos no sirve absolutamente para NADA.

La retención de líquidos no es la causa de tus kilos de más, sino más bien una consecuencia derivada de cosas tan diversas como una mala alimentación, problemas circulatorios, exceso de peso, falta de actividad, etc… y sólo en casos muy concretos hay que tratarla directamente.

De hecho, el 95% de las personas que dice que tiene exceso de peso debido a la retención de líquidos en realidad lo que tiene es un exceso de grasa que provoca una retención de líquidos.

La solución inteligente es eliminar la grasa y entonces la retención de líquidos desaparecerá… pero intentar eliminar líquidos porque sí es una estrategia que seguro te lleva al fracaso.

Otro ejemplo muy claro es la maldita celulitis… no está causada por una retención de agua como mucha gente piensa, sino que esa retención de agua es una consecuencia de otros factores, como la degeneración del colágeno y la elastina de la dermis.

De ahí que intentar tratar la celulitis a base de utilizar cremas que eliminan líquidos (el 99% de las cremas anticelulíticas del mercado) es una estrategia que sólo te puede aportar resultados engañosos y temporales.

Los problemas se solucionan atacando las causas de raíz y no a base de poner un parche aquí y otro allá. Y volviendo al tema de las saunas portátiles… ¡Eso si que es poner parches inservibles a tu problema con los kilos de más!

Vale, vale, puede que justo después de utilizar una sauna portátil pierdas algo de centímetros en la zona que la has utilizado, pero… los volverás a recuperar al cabo de pocas horas.

¿Porqué? Muy sencillo… el agua es un elemento que se recupera tan rápido como se pierde. En cuanto dejes de utilizar la sauna, tu cuerpo lo primero que hará será volver a restablecer el agua que se ha perdido en las zonas que se han deshidratado.

Y ahora llega lo interesante…

Debido al Mecanismo de Acción de las Saunas Portátiles… ¡Puedes Acabar Ganando Más Grasa a Largo Plazo en Vez de Perderla!

Pero… ¿Cómo es posible? ¿Una sauna portátil me puede hacer engordar? Pues parece ser que sí y verás porqué tengo razón…

Como te he dicho antes, estas saunas portátiles tienen un único mecanismo de acción… deshidratar tu cuerpo forzándolo a eliminar agua.

Seguro que has escuchado más de una vez eso de que hay que beber como mínimo 8 vasos de agua al día y que hay que mantener el cuerpo bien hidratado para adelgazar con éxito.

Pues eso es la pura verdad… un cuerpo deshidratado no puede quemar calorías de una forma eficiente y tiende a acumularlas como grasa.

Eso se debe principalmente a que, al no disponer del agua necesaria, los riñones no pueden filtrar la suficiente cantidad de toxinas de la sangre y el hígado se tiene que encargar de ello.

El problema es que el hígado es un órgano vital en el proceso de quema de grasas y si se tiene que encargar de eliminar toxinas, no puede dedicarse al 100% en su tareas relacionadas con la conversión de grasas en energía.

Además, el tejido graso sólo contiene un 15% de agua, mientras que el tejido muscular contiene alrededor de un 75%… ¿Adivinas de donde provendrá la mayor parte del agua que pierdes?

Exacto… de los músculos… y mientras más músculo pierdes más lento se vuelve tu metabolismo y menos calorías quemas cada día.

El simple hecho de deshidratar tu cuerpo y perder algo de masa muscular hace que cada día, cada hora y cada minuto de tu vida tu cuerpo queme menos calorías… y un metabolismo lento es el primer hacia un cuerpo que acumula grasa con gran facilidad.

Y por si fuera poco… con ese tipo de tratamientos estarás acelerando el proceso de envejecimiento de tu piel ya que le estarás quitando su fuente de vida, el agua, y la estarás sometiendo a temperaturas extremas. Todo ello hará que surjan o empeoren problemas de la piel que no deseas ni de lejos, como las estrías, la celulitis o las arrugas.

¡Ah! Se me olvidaba… puede que todavía pienses que las saunas portátiles por lo menos te harán eliminar toxinas.

Bueno, pues los mayores encargados de eliminar las toxinas del cuerpo son los riñones. La cantidad de toxinas que puedes eliminar mediante el sudor es minúscula comparada con la que tus riñones expulsan cada día.

Y los riñones necesitan mucha agua para ejercer la desintoxicación del cuerpo… NO una sauna que deshidrate tu cuerpo.

Bueno, creo que ya te has dado cuenta de que las saunas portátiles donde mejor están es en la basura, pero… te voy a contar un pequeño secreto…

A pesar de la creencia popular, cualquier tipo de sauna es perjudicial tanto para tu objetivo de adelgazar con éxito como para tu piel.

TODAS las saunas, desde las tradicionales en las que te tienes que meter dentro hasta las portátiles, lo único que hacen es deshidratar tu cuerpo, no queman nada de grasa, eliminan muy pocas toxinas y aceleran el proceso de envejecimiento de tu piel… vamos para alejarse de ellas lo máximo posible.

Y como siempre hago al final de mis artículos relacionados con el adelgazamiento, te recomiendo que dejes de confiar en saunas portátiles y otros “milagros” totalmente inservibles para adelgazar y te pongas en manos de un profesional como yo para alcanzar tu figura ideal de forma definitiva.

Si tú quieres hoy mismo puedes empezar a decirle adiós a tus Kilos de más gracias a mi ayuda… sólo tienes que seguir nuestro Programa Bodyfem… y en menos tiempo del que piensas tus kilos de más serán cosa del pasado… ¡Prometido!

Publicado por

Christian Brandizi (Experto Nutrición-Fitness)

Christian Brandizi lleva desde el año 1997 ejerciendo como dietista, nutricionista y entrenador personal (posee 14 titulaciones oficiales en España y Estados Unidos) y desde 2004 trabajando en Bellefem.com, aportando su dilatada experiencia a nuestra empresa mediante los artículos, ebooks y cursos gratuitos sobre pérdida de peso, nutrición, salud y fitness que publica en nuestra web y ayudando a la formulación y selección de nuestros efectivos productos. Más Información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *